Aquí nuestras recomendaciones, pros y contras de cada una.

¿Por qué invertir en bienes raíces?

Invertir en un bien raíz te brinda seguridad y es una acción que protegerá tu dinero. ¿Sabías que un inmueble es considerado garantía financiera en caso de requerir un crédito? 

Los bienes inmuebles tienden a incrementar su valor con el paso del tiempo. Además generan altas tasas de rendimientos y son muy rentables.

Comprar para rentar

A la hora de elegir el inmueble busca de preferencia en las ciudades más etables porque ofrecen una mayor plusvalía. Otro tip es comprar en las colonias más céntricas o reconocidas, porque tienen mayor demanda y pronto tu inmueble se rentará y comenzarás a ver resultados mucho más rápido. Te compartimos las zonas que te convienen para invertir en tu primer depa.

También puedes comprar propiedades antiguas para remodelar y después vender. Los expertos señalan que se puede obtener hasta un 30% de utilidades.

Otra ventaja, es que en los bienes inmuebles donde inviertes es en los gastos de mantenimiento, pintura, pisos, ventanas, conexiones eléctricas, en comparación con tener un negocio es que la inversión es constante, como es un sitio que se encuentra en uso empresarial el mantenimiento, insumos, limpieza será mucho más a menudo, tampoco olvides que los costos de publicidad son mensuales y nunca deben parar por lo que inviertes muy seguido. 

Como verás, para comprar un inmueble sí necesitas de conocimientos, pero no son tan extensos ni tendrás que estarte actualizando constantemente como al tener un negocio. 

De forma opuesta a los inmuebles, para construir y mantener un negocio rentable se necesita mucha experiencia y conocimiento. 

Ahora hablemos de invertir en un negocio

Debes tomar en cuenta que:

Cuando inicias un negocio pueden pasar muchos meses o años hasta que logras el punto de equilibrio. Te sugerimos que si vas a comenzar un negocio tengas otros ingresos para mantenerte en este periodo inicial. 

Aprender sobre publicidad y mercadotecnia, si bien es algo que se puede aprender o puedes contratar a un profesional, debes estar actualizado en cuanto a maneras de vender tu producto o lograr que las personas reconozcan tu marca o negocio. No se trata sólo de tomar un curso o dos. Deberás tomar muchos cursos, conversar con personas que tengan negocios similares, leer libros, escuchar podcasts referentes. 

Otro detalle más, es importante tener conocimiento de contabilidad y finanzas. Si no la tienes es momento de hablar con tu contador. 

Analiza a tu competencia, esto no quiere decir que le vas a copiar todo su trabajo e ideas, no, pero sí puedes identificar lo que él está bien y ofreciendo al mercado que tú no. Debes observar cuáles son los motivos por los cuales los clientes preferirían ir a comprarle a él. Se trata de mejorar tus puntos débiles, de ser observador y analítico. 

Conseguir personal para tu negocio puede ser difícil

Este punto puede ser un detonante en todos los niveles, porque aunque tengas un plan de mercadotecnia funcional, un punto de venta innovador y hermoso, un equipo de publicidad muy talentoso y un producto fácil de vender con alta demanda; si el trato al cliente es malo o la experiencia del consumidor desagradable estarás destrozando tu emprendimiento. El servicio al cliente es muy valioso.

En síntesis, elegir entre invertir en un inmueble o en un negocio, depende completamente del tipo de persona en cuestión. A algunos les encanta la idea de dedicarse a los bienes inmuebles, para otros, emprender es su pasión y cuando hay algo que te gusta mucho, te aseguramos que no te parecerá complicado aprenderlo, mantenerlo y lograrlo con éxito.