personas estrechando la mano. cerrando el trato de un remate bancario.

Las personas que están buscando comprar un inmueble, suelen encontrarse en la disyuntiva si obtener una propiedad a través de un remate bancario, es una buena opción o no. Es por eso que aquí te contamos todo lo que debes saber sobre los remates bancarios, y así puedas tomar la decisión que más te convenga.

¿Qué son los remates bancarios?

Los remates bancarios ponen a la venta propiedades que fueron sustraídas de sus dueños. A consecuencia de una demanda interpuesta por alguna institución bancaria, por no haber pagado el crédito hipotecario al que se habían comprometido a liquidar.

Por lo que las instituciones bancarias buscan recuperar el dinero que le prestaron a la persona demandada, a través de la venta del inmueble. El precio de venta establecido en este tipo de remates, es mucho menor al costo de venta del mercado.

Leer también: Comprar Un Departamento: ¿Qué Debo Hacer?

¿Cómo puedo obtener una casa a través de remates bancarios?

Las casas en remate bancario, se puede obtener mediante dos modalidades:

Cesión de derechos litigiosos:

  • Esta modalidad consiste en adquirir los derechos de la demanda interpuesta hacia la persona que no pagó su crédito hipotecario en tiempo y forma. Por lo que el banco te solicitará hasta un 30% del valor comercial de la propiedad.
  • Deberás pagar el monto requerido al contado y continuar con la responsabilidad del proceso judicial, para poder obtener la propiedad en cuestión. Una vez que hayas ganado la demanda, deberás seguir con el proceso de escrituración y posesión del inmueble.
  • El dinero para pagar a través de la cesión de derechos litigiosos, no puede pedirse a ninguna institución de vivienda o a un banco. Ya que para las casas de remate bancario, no aplican las hipotecas.

Cesión de derechos adjudicatarios:

  • En este caso el juicio, ya fue ganado por el banco. Así que una vez concluido ese trámite, las instituciones bancarias ponen en venta la propiedad, pero a un costo más alto que en la opción anterior. Esto porque el banco pretende recuperar los gastos del juicio.
  • A pesar de ello, las propiedades tienen un costo 40% menor al valor establecido por el mercado. Pero si eliges esta opción, puedes pedir algún financiamiento a alguna institución o banco.
  • En la cesión de derechos adjudicatarios, al finalizar con el proceso, los gastos de escrituración también deberán ir por tu cuenta.
  • En ambos casos se debe pagar el Impuesto sobre adquisición de Inmuebles (ISAI), por lo que es importante que consideres este gasto.

Leer también: ¿Qué Es Un Crédito Hipotecario?

¿En cuánto tiempo puedo obtener el inmueble?

En caso de elegir la cesión de derechos litigiosos, el proceso podría durar de seis a veinticuatro meses. Dependiendo como vaya avanzando el juicio. Si eliges obtener la propiedad, a través de la cesión de derechos adjudicatarios, deberás esperar entre tres a seis meses, para poder tener posesión del bien.

¿Me conviene comprar una propiedad, a través de remates bancarios?

El adquirir una propiedad mediante remates bancarios, implica algunas situaciones que debes evaluar con detenimiento.

  1. El avalúo de la propiedad, así como los gastos notariales y los honorarios de los abogados van por tu cuenta.
  2. No puedes ver cómo está la propiedad antes de empezar con el proceso. Por lo que en ocasiones puedes arriesgarte a comprar una propiedad en mal estado.
  3. Si hay adeudos de predial, agua o luz. Deberás pagarlos, para poder obtener el inmueble
  4. No podrás ocupar el inmueble inmediatamente. Tienes que esperar a que termine por completo el proceso.

Algo que debes tener en cuenta, es que definitivamente el precio de venta siempre será menor al valor de la propiedad, con respecto al mercado. Así que ahora que ya conoces cómo son los remates bancarios y todo lo que implican, solo debes analizar si esta opción es conveniente para ti.