¿Cómo puedo mantener en buen estado la azotea de mi casa? Tips básicos de cuidado

Las azoteas son unos de los espacios más descuidados u olvidados de a mayoría de nuestros hogares, pues comúnmente solo son utilizadas para almacenar muebles viejos, para lavar ropa, o incluso pueden llegar a ser espacios en los que que no hay nada más que los tinacos de agua o tanques de gas de nuestra casa.

Sin embargo, al ser el techo más elevado de nuestra casa, es uno de los espacios que más sufre a la intemperie por la lluvia y el Sol, por tal motivo es de gran importancia que realicemos una serie de cuidados de forma periódica para que se encuentren en buen estado.

Tips para cuidar la azotea de mi casa

Por esta razón, aquí te damos algunos consejos básicos para que mantengas tu azotea en buen estado, y que incluso puedas hacer de ella un lugar de convivencia o más funcional de lo que realmente crees que es:

–          Impermeabiliza tu techo

Este tipo de tratamientos impermeabilizantes es lo primordial para mantener en buen estado tu azotea, pero tu casa en general, pues una impermeabilizada a tiempo evitará filtraciones de agua, por lo tanto, es la mejor manera de evitar que en tu casa se forme humedad, hongos o moho, que además de deteriorar su estructura, puede llegar a ser peligrosos para tu salud.

Si no tienes idea de cómo impermeabilizar tu casa, aquí te damos una opción barata y fácil de hacerlo tú mismo con Aluja

–          Revisa las tejas de forma regular

Si en la fachada de tu casa hay tejas, ya sea sobre la barda de la azotea o en cualquier otra parte, no olvides asegurarte de forma regular que estén limpias y que no haya tejas rotas o dañadas, sean del material que sean. De lo contrario es importante que las cambies y que les des mantenimiento.

De esta forma evitarás que tu hogar tenga un mal aspecto desde la calle, pero también permitirás que las tejas cumplan su función de canales y que no se estanque agua o suciedad que se derive en humedad dentro de tu casa.

–          Cuida que ningún árbol esté apoyado sobre tu azotea

Así como es importante verificar que las ramas de los árboles de tu calle no estén dañando tu banqueta o tus tuberías, de igual forma es importante que estés pendiente de los árboles que podrían estar apoyándose sobre tu azotea, pues además de llenarla de hojas y basura, también podrían evitar el flujo de agua en tu techo y a la larga provocar humedad.

Y, por si fuera poco, el peso de las ramas puede llegar a ser tal que incluso dañe la estructura de tu techo.

–          Mantén limpias las canaletas

Recuerda que las azoteas están planeadas con canaletas que permitan que el agua no se estanque en los techos, por lo que es indispensable que identifiques el flujo del agua y procures que los caminos siempre estén bien limpios, para que con el tiempo no se formen las incómodas goteras, que son consecuencia de agua estancada en el techo de tu hogar, la cual termina por filtrarse.